The top 5 Spanish-speaking countries

At some point during the first couple of weeks of a beginning Spanish class, I like to have my students pair up and, together, write down what they think are the top five Spanish-speaking countries by population. This is a partly an excuse for them to have a good look at the maps of their textbook and realize how just how widespread Spanish is. (I like to point out the Spanish areas in Africa while we’re at it!)  Country names are also a great way for beginning students to practice Spanish pronunciation: for example, the clear vowels, guttural x, and accented é of México. The same exercise works for a more advanced class if I have the students also estimate the countries’ populations, so that they can practice saying numbers in the millions.

It’s always remarkable to see the mistakes that students make. Every year, several kids think that Brazil is a Spanish-speaking country. Or Haiti. Haiti, of course, would be too small to make the top five even if it were Spanish-speaking, but American students seem to have the impression that Caribbean islands are just teeming with population: Puerto Rico and the Dominican Republic routinely come up in this exercise, too. (In reality, Cuba is the most populated island, clocking in at #10.)

Here, for your benefit, are the actual top five, based on the numbers in the Ethnologue database and the 2015 U.S. Census:

  1. Mexico (103 million) — Thank goodness, most kids usually get this one right.
  2. Colombia (41 million) — A dark horse. No student in the USA would ever predict that it is ahead of Argentina.
  3. Argentina (39 million) — Someone always puts Argentina in the top 5.
  4. Spain (38.4 million) — This is after subtracting for minority languages (mostly Catalan).
  5. United States (37.6 million) — 12.8 % of the population.

The rest are up to you.

[Post updated April 16, to fix problems described in this post.] 

4 thoughts on “The top 5 Spanish-speaking countries

  1. Alejandro Saravia

    Interesante la forma de contar a los habitantes de los Estados Unidos y de España. En Cataluña muchos hablan las dos lenguas; sé que la tendencia de enseñar en las escuelas solamente con el catalán es muy fuerte, pero todavía la gente puede usar el castellano en dicho lugar, así que quitarlos del total me parece inadecuado. En todo caso, muchos de los 40 millones de habitantes de los EUA en realidad no hablan el español como lo harían los catalanes; muchos hispanos han perdido su habilidad de producir en esta lengua a niveles de calidad.

    Reply
    1. Miriam Ramos-Warth

      Si Alejandro Saravia, no habría que quitarlo del todo, pero mi experiencia en Cataluña es que la gente no te quiere hablar en español y me a pasado que en la Rambla que me han hablado en inglés y no en español. Y como tu sabes, no son muy buenos con el inglés tampoco.

      Reply
      1. Marcos

        LLEGO TARDE AL DEBATE, PERO VIERTO MI OPINIÓN EN ESTE INTERESANTE ARTÍCULO. Al respecto de lo que contestas al comentario anterior y tu experiencia en La Rambla de Barcelona (sitio no especialmente adecuado para valorar la relación entre las lenguas minoritarias en España y el español… ¿Puedes probar el Valle de Echo, en Aragón, cuyo idioma propio es el aragonés cheso?). Las experiencias de turista son eso, experiencias de turista. El que los catalanes en la Rambla o en otros lugares prefieran hablar en inglés o en catalán no es significativo de si son auténticos bilingües para hacer mediciones precisas (dentro de la subjetividad de este tema). ¿En tal caso deberíamos añadir a los que pasean por “Les Rambles” a la lista de hablantes en inglés? También se habla el catalán en Baleares, en su variedad balear (mallorquín, etc.), por ejemplo, y eso no implica que en su día a día la gente no se maneje perfectamente en dos idiomas. Y seguramente serán menos reacios a hablarte en castellano. Que a veces el hablar en un idioma u otro es una reacción natural e inconsciente, y no hostil, de las personas realmente bilingües.

        Mi experiencia de turista en “El Barrio” de Nueva York era que me resultaba bastante difícil entenderles y prefería hablarles en inglés ante la duda. Muchos también parecían tener dificultad en realizar construcciones complejas gramaticalmente correctas en español. Siguiendo ese baremo quitamos nada menos que 40 millones de hablantes de EE.UU., lo cual sería injusto. Para medir el número de hablantes del español en EE.UU. se usa un censo en el que la propia persona marca una casilla. Marcar esa casilla tiene asociaciones muy fuertes al respecto de su identidad en el país donde viven, existiendo un potente movimiento reivindicativo al respecto. Al contrario en España, los hablantes de territorios con lengua propia han padecido hasta muy recientemente un maltrato legal e incluso persecución de la dictadura franquista. Es lógico y normal que sus actitudes hacia la lengua española sean, de inicio, diferentes, por motivos similares. Pero hay pruebas objetivas de la competencia en español de los catalanoparlantes, o gallegoparlantes, y podrás ver que la gran mayoría de ellos podría dar bastantes lecciones del idioma a aquellos latinos de EE.UU., especialmente los que son de segunda generación y pusieron la cruz en la susodicha casilla.

        Un saludo y feliz año 2015. 🙂

        Reply
  2. Pingback: How Much Do You Know About Mexico - Totally nailed it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *